Ventajas de construcción en piedra

Sin comentarios noviembre 12, 2019

Estamos en plena época otoñal y ya va  acechando el frío. En las últimas tendencias decorativas y de construcción, el diseño de casas hechas en piedra es un valor en alza. Sobre todo, aquellas casas más rurales que en su momento se edificaron en este material y que con el tiempo los propietarios se animan a reformar o restaurar.

La moda "farm house" o casa tipo granja es un clásico que ha vuelto con más fuerza que nunca. Tanto en propiedades de alquiler como en construcciones de nueva vivienda, las casas fabricadas en piedra son un elección ganadora.

Aunque es evidente que los materiales de construcción comprenden un abanico muy amplio, hay algunos que no pasan de moda y por ello queremos ofrecerte las numerosas ventajas que la construcción en piedra supone. 

Por ejemplo, la calidez que aporta a una casa. Esto es, la construcción en piedra aporta grandes comodidades. En épocas de calor, es capaz de conservar el frescor dentro del hogar, sin embargo, en invierno retiene el calor que se ha generado dentro de la casa. 

A mayores, es un material de gran resistencia y durabilidad cuando las temperaturas son extremas. También es resistente a la humedad, las lluvias, y a la acumulación de nieve. Al fin y al cabo, las construcciones en piedra garantizarán gran estabilidad en torno a la climatología. 

Por otra parte, la piedra es un aislante excelente para el sonido. Por lo que no tendrás que preocuparte de los ruidos exteriores ni que tu intimidad se vea afectada. 

Cabe destacar que el coste de la piedra, es mucho menor que otros materiales, por lo que una construcción en este material supondrá un ahorro considerable al proyectar la construcción de una nueva casa.  


La piedra mantiene su aspecto y color con el pasar de los años


Más ventajas de la construcción en piedra

Además de que la piedra ofrece un aspecto elegante a una casa, proporcionando una sensación de nobleza y de firmeza en la construcción, tienes que tener en cuenta que es un material a prueba de fuego, de deterioro, y de ser atravesado por alimañas o insectos.

Este material no necesita ningún mantenimiento especial, y una vez que se utiliza puedes despreocuparte de costes adicionales. No habrá necesidad de pintar de manera periódica, o de revestir las paredes porque se produzcan deformaciones o manchas por el paso del tiempo o las inclemencias del clima.


Sin comentarios